Impactos sociales del confinamiento.

Impactos sociales del confinamiento.

Impactos sociales del confinamiento.

Con el inicio de cada año nuevo vemos en é365 oportunidades para aprender, viajar, emprender un negocio, un nuevo estilo de vida… para lo cual, con antelación hemos realizado una serie de modificaciones en nuestra cotidianidad para poder lograr esos objetivos o metas preestablecidas. Sin embargo, nunca nos ponemos a pensar en aquellos factores que pueden detener o retrasar nuestros planes

El año 2020 lo recibimos (al menos en México) con una noticia que no nos preocupaba, que pensábamos estaríamos lejos de vivir las condiciones que China presentaba con la presencia del virus COVID-19El 10 de febrero de 2020, México reportó en el Comunicado Técnico Diario un (1) portador sospechoso de dicho virus; para el 28 de febrero se habían confirmado los primeros 3 portadoresCon el paso de los días el número de contagiados ha ido incrementando y con ello lamentables defunciones.

Un acontecimiento peculiar, que ha llamado la atención, es que  el confinamiento de las grandes poblaciones ha permitido que fauna y flora recupere espacios perdidoy obtuviera ese tan anhelado respiro que la naturaleza necesitaba. Según la Global Atmosphere Watch (OMM), el sistema de vigilancia atmosférica mundial, el confinamiento en China y la simultánea detención de la producción llevaron a que se redujera el 25 % de las emisiones de carbono en el planetaSe ha observado aguas cristalinas en Venecia y vislumbrado peces y delfinesDavid Uriel Hernández Becerril, investigador del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICML) de la Universidad Autónoma de México (UNAM) señaló que debido a la ausencia o disminución de actividad humana en costas mexicanas ha permitido que se observen fenómenos como la bioluminiscencias.Ejemplos como los antes mencionados han sido reportado por expertos en revistas ambientalistas,de divulgación científica y por qué no decirlo, nos hemos enterado de esto gracias a las redes sociales.

¿Pero qué hay de la sociedad?

Constantemente escuchamos que en la nueva normalidad no podremos regresar a nuestras actividades de la misma manera con la libertad de la naturaleza y el encierro de la humanidad se nos ha “obligado” a realizar conciencia sobre nuestro actuar y la relación desgastada que tenemos con nuestro medio ambiente.Probablemente muchos de nosotros hemos hecho conciencia acerca de mantener una armonía con el medio ambiente. Hemos empezado a consumir productos menos procesados, más “naturales”reducimos el volumen de desperdicios inorgánicos; ya que reciclamosreducimos o reutilizamos, o bien hacemos compras pensando en la huella de carbono.

Pero dejando a un lado la relación con el medio ambiente, ¿qué hay sobre el comportamiento entre nosotros? Por una parte, la presencia del COVID-19 ha hecho evidente la fuerza del ser humano para no dejarse vencer, la unión de esfuerzos para combatir de manera conjunta a este nuevo fenómeno que amenaza con terminar con un gran número de personas.

El confinamiento nos ha permitido valorar el trabajo del personal de limpieza, recolectores de basura, tenderos, abarroteros, profesionistas de la salud, aquellos oficios o profesiones que nos brindaban un servicio que cubren alguna necesidad básica como la alimentación y la salud.De igual manera, el confinamiento nos ha permitido tener el “tiempo” que necesitábamos para reconectarnos con nuestros seres queridos, aprender o concluir un curso pendiente, leer un libro o más de uno; hemos tenido tiempo para empezar a realizar esa rutina de ejercicio que nos promete tener un abdomen y glúteos envidiables, tenemos tiempo para poner en práctica el arte escaso culinarioque tenemos, pero que ahora con ayuda de la receta de la abuela y la participación y colaboración de las personas con las que habitamos en nuestros hogareslo lograremos.

Sin embargo, esta pandemia no solo ha regresado, claridad a los mares, bioluminiscencias a las costas mexicanas, el tiempo faltante de nuestras vidas y reconexión con nuestros seres queridos. Este problema de saludnos ha permitido vislumbrar los actos más inconscientes o inhumanos que como seres humanos podemos cometer.Greenpeaceseñaló que entre el 15 de marzo y el 30 de junio de 2020, durante el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, se deforestaron 21.275 hectáreas de bosques nativos en las provincias de Santiago del Estero, Salta, Formosa y Chaco en Argentina.

En México, la Red Nacional de Refugios (RNR) reportó que del 17 de marzo al 20 de abril incrementaron 80% las llamadas de apoyo por violencia de género, Luisa María Alcalde Luján, titular del Trabajo y Previsión Social (STPS), informó que por la contingencia del coronavirus Covid-19 se han perdido 346 mil 878 puestos de trabajo en el país.Sumando a lo anterior, el confinamiento también ha dejado una visible falta de atención a la salud mental, que, solo por mencionar algunos datos, el estrés y la ansiedad derivada a la incertidumbre de la perdida laboral, de salud, de bienes y el encierro, ha aumentado el consumo de alcohol en un 75% según Oscar Próspero, profesor e investigador de la UNAMcomo consecuencia a esto se prevé un aumento del 20% en suicidios.

Se han mencionado algunos de los impactos positivos que ha traído el confinamiento en la sociedad, los cuales van encaminados a la recuperación de los lazos fraternales con nuestras redes de apoyo, así como el reencontrarnos a nosotros mismos y tener una mejor relación con el medio ambientelamentablemente, esta pandemia también ha remarcado la brecha de desigualdad de la sociedad en temas de calidad de vida.

La naturaleza ha demostrado que tiene una gran fuerza para regenerarse es tiempo de que como humanidad tengamos cambios. Analicemos y hagamos conciencia de los impactos positivos y negativos que el confinamiento por la presencia de este virus nos ha dejado y nos dejará en la sociedad.No todos hemos vivido o sobrevivido a la pandemia de la misma manera, pero demostremos que como humanidad también nos podemos regenerar.

Image

Lic. Diana Sotelo

Generadora de estrategias de atenciones individuales y para comunidades , evaluadora de impactos y riesgos sociales.

Comments powered by CComment